Páginas

martes, 8 de septiembre de 2015

Tengo un sueño que no me deja dormir

Que la historia siempre pierde la memoria, ya se sabe.
Y también, que los estragos que la mente hace en la historia,
en la memoria
y en la imagen irrisoria de tus ojos avellana,
no son simples esperpentos ni olvidadizos cuentos.
Y en mi mente, por lo tanto, infinitas realidades se acumulan,
sin sentido, consentidas, dulzonas y un poco picantes.
Y sueño despierta con esa mirada inquietante (¿era avellana o almendra?),
con esa luz deslumbrante que ni es trampa ni es cartón.
Y es verdad que nunca acierto,
sin embargo, me divierto
y te convierto en historia,
aunque falle la memoria de esa imagen irrisoria,
la de tus ojos… ¿avellana o almendra?