Páginas

martes, 13 de septiembre de 2011

Fin de la libertad condicional

Bueno, quedan apenas 12 horas para que mi libertad se acabe y de nuevo la rutina, los horarios, las prisas y esa maldita acción denominada "estudiar" me encadenen otra vez...
Sí, el instituto.
Libros, letras, palabras, números, amigos, horas frente a la mesa, aburrimiento, euforia, encaprichamientos, risas, llantos, recuerdos, el olor de las clases, tiza, pupitres, ventanas que conducen a la libertad, trabajos, exámenes, recreos deseados, viernes, y lunes, claro, música, canciones, salidas, chicos, maquillaje, ropa (¡¡no sé qué ponermeeee!!), planchas del pelo, hormonas, muchas muchas hormonas...
En definitiva, el instituto.
Y empieza mañana :(

No hay comentarios: