Páginas

viernes, 30 de diciembre de 2011

"Seasons In The Sun" Nirvana



Goodbye my friend, it's hard to die
when all the birds are singing in the sky
and all the flowers are everywhere,
pretty girls are everywhere.
Think of me and I'll be there.


Goodbye, papa, please plead for me.

I was the black sheep of the family.

And I don't know all these words 
I have bought three turds 
With my BB-gun I would kill birds.

You tried to teach me right from wrong

Too much wine and too much song
I wonder how I got along.


We had joy, we had fun,
we had seasons in the Sun.
But the hills that we climbed
were just seasons out of time.

All our lives, we had fun,
we had seasons in the Sun.
But the stars that we reached 
were just starfish on the beach.



Goodbye, Michelle, my little one,
I was the apple of the shining sun.
And I have loved you every week.
All my tears are salty.
I think now I will start to leave.




We had joy, we had fun,
we had seasons in the Sun.
But the hills that we climbed
were just seasons out of time.

All our lives, we had fun,
we had seasons in the Sun.
But the stars that we reached 
were just starfish on the beach.

sábado, 24 de diciembre de 2011

Las Palomas



El amargo sonido de la campana tiñó de rojo sangre la habitación.
Los corazones de cuantos allí había dejaron de latir, uniéndose así al dolor.
Un silencio sepulcral lo inundó todo. Rondaba por allí la angustia a sus anchas, de la mano del dolor.
Después, el llanto de las almas perdidas y olvidadas retumbó como el primer cañón de una batalla. A él se unieron miles más, formando un sonoro estruendo que dejaba sin aliento, cavando un profundo agujero en el pecho.
Yo observaba la escena desde una recóndita esquina. Decenas de personas se habían reunido allí para llorar la muerte de la hermosa joven que yacía ahora en su lecho. Era yo uno de los pocos desafortunados que habían presenciado su final.
Aun podía ver a la chica clavándose la daga en el corazón, con una amarga mueca alterando sus fracciones, una mueca de desesperación. Desconocía las causas que la habían llevado a tal extremo, todo el mundo las desconocía, pero sabía que tan trágica había sido su vida como su muerte.
Yo era un mero espectador de aquel injusto y cruel juego, su vida. Pero era, a mi pesar, el protagonista de la mía. Y nada podía hacer para evitarlo… ¿o sí?
El suicidio es una forma cobarde de acabar sólo para aquellas personas que son lo suficientemente valientes para hacerlo. Y yo no era una de esas personas.
Por eso admiraba tanto a aquella chica. Por fin había encontrado la paz, y ahora estaría en el lugar donde ella siempre quiso, con la gente a la que de veras amaba, en su paraíso particular.
Esa fue la razón por la que definitivamente me decidí a hacerlo.
Salí de la habitación y con paso ligero me encaminé en busca de un lugar tranquilo y aislado, donde nadie tuviera que presenciar lo que a punto estaba de ocurrir. Encontré una extensa explanada, alejada del núcleo principal del pueblo.
Aunque estaba alejada, me fui a un rincón donde no cupiera la posibilidad de encontrarme con nadie y allí...
Lo que ocurrió a continuación fue muy confuso, pero de repente, ya no estaba allí.
Estaba corriendo en un lugar soleado, luminoso y cálido, junto al mar. Me había despojado por fin de mis habituales ropajes negros, y mi daga de rubíes no estaba ahora sujeta al cinturón. Iba con un fresco pantalón blanco de una tela similar al lino, que ondeaba al contacto con el viento.
Sólo corría y corría, sin preocuparme de otra cosa que no fuera eso. El viento en mi cara, el sol bañando mi piel, la sangre fluyendo por mis venas…la verdadera libertad…
Luego alcé el vuelo, convirtiéndome en una paloma blanca.
Desde el cielo pude ver a la hermosa joven de la habitación. Llevaba puesta una túnica blanca, y el cabello dorado caía sobre sus hombros como una cascada. Sonreía.
Después, ella también alzó el vuelo en forma de paloma, y juntos volamos hasta convertirnos en pequeñas estrellas, descansando en la eternidad de un universo infinito.


Llevaban tiempo buscando al chico desaparecido unos días atrás, sin resultados. Era un chico alto y moreno, esbelto y con las fracciones altivas.
– ¡Aquí hay algo! – dijo un hombre de mediana edad señalando un punto alejado de donde él se encontraba. Había visto a lo lejos un bulto en el suelo, en un rincón apartado.
Otro hombre se acercó a él, y juntos se dirigieron hacia lo que parecía al cuerpo inerte de una persona.
Estaban solos en aquella aislada, tranquila y extensa explanada.
Cuando estuvieron lo bastante cerca como para distinguir lo que era,  descubrieron allí tendido a un chico vestido de negro. Alto, moreno, esbelto, fracciones altivas,... era él.
En su pecho a la altura del corazón, empuñada por ambas manos, había clavada una daga de rubíes.
Dos en menos de dos semanas. Qué desesperado estaba el mundo.
Pese al hecho de que ese joven muchacho había acabado con su propia vida, en su cara no había expresión de dolor o sufrimiento. Por el contrario, una sonrisa curvaba sus labios, dando a su rostro una inexplicable sensación de paz y felicidad.
Si, definitivamente, el mundo estaba loco.
El chico aún tenía los ojos medio abiertos, por lo que uno de los dos hombres se los cerró con cuidado. Al mismo tiempo, el otro miró al cielo justo para ver a dos palomas blancas alzando el vuelo suspendidas en un rayo de luz.

sábado, 17 de diciembre de 2011

sábado, 3 de diciembre de 2011

Verde

Porte altivo, mirada penetrante, semblante tranquilo, rictus serio, fracciones muy pálidas, labios suavemente definidos,...
No lo sé. Yo no sé nada.
¿Qué es lo que pasa? Nada, porque yo no lo sé.
Resulta extraño, ¿no? Es como si el etéreo rostro de aquel ser desapareciera.
¡No, espera! No es cierto. Sigue allí. Se transforma. Cambia tanto que ya no parece un rostro.
Pero yo no lo sé. Yo no sé nada.
No tiene forma, pero habla en inglés.
- Could you take us a photo, please?
Me lo dirá a mí, porque no hay nadie más, ¿no?Mentira. Es todo mentira. La verdad aquí está camuflada de verde, porque se quiere parecer a la mentira. Porque la mentira es verde, ¿sabes? Es verde como las nubes, verde como el cielo, verde como las rocas y como el mar. Sólo las palabras son rojas. Aunque en realidad son verdes, porque también son mentira.
Punto, raya, punto, raya, punto, luz, raya...¿luz?
¡Ah! Es la luz verde de la mentira. Alguien ha mentido. Se oye una risa. Alguien ha mentido y se ríe. Alguien que miente al reírse. Pero se ríe en verde, porque la risa también es mentira.
Punto, raya, punto, raya, luz, punto, raya, punto, luz, raya, luz, luz, luz,...
Cada vez se miente más, porque todo es mentira. Todo es verde: las gafas de sol son verdes, los libros de gatos son verdes, los relojes de cuco son verdes...
La mentira es verde.
Verde. El color de la esperanza.


PS: Creo que estoy empezando a delirar (aunque en verde)

domingo, 30 de octubre de 2011

Obsesión

Ella es. Yo soy.
Ella dice. Yo hago.
Ella ríe. Yo sonrío.
Ella llora. Yo consuelo.
Ella canta. Yo escucho.
Ella baila. Yo observo.
Ella besa. Yo sueño.
Ella muere. Yo muero.

Fdo.: ...el que no pudo vivir sin ella...

Vivirás

Te reirás de la vida. Cantarás a voz en grito. Correrás bajo la lluvia. Regalarás sonrisas. Te reirás de tonterías. Comerás chocolate a escondidas. Bailarás hasta el amanecer. Jugarás tu propio partido. Mascarás chicle de sandía. Llorarás con un libro. Ofrecerás tu mano. Dirás “te quiero” a esa persona. Pensarás con los pies. Harás todo al revés. Beberás de sus labios. Sorberás con la pajita. Jugarás al escondite. Te comprarás un reloj de cuco. Matarás a un mosquito de una palmada. Gritarás para sentirte libre. Soñarás despierto. Te estremecerás con un beso. Llevarás gafas de sol. Explotarás pompas de jabón. Te harás twitter. Llorarás de alegría. Reirás por no llorar. Lucharás con espada, yelmo, escudo y armadura. Verás arte. Viajarás. Pasarás tardes conectado al ordenador. Verás “Desayuno con diamantes”. Querrás ir a Nueva York. Meterás la pata. La volverás a meter. La meterás de nuevo. Copiarás mal los enunciados del examen de matemáticas. Mirarás tu reflejo en los cristales de los coches. Dormirás. Tendrás un cajón lleno de cosas inútiles (tu madre lo llamará “el rincón de la mierda”). Tomarás decisiones precipitadas. Irás al cine. Te enamorarás de la luna llena. Mirarás por la ventana cuando tengas que estudiar. Te perderás en los aeropuertos. Tendrás pesadillas de tus profesores. Tendrás días rojos. Sacarás la lengua a un niño. Discutirás con tus hermanos. Sentirás que has descubierto América cuando te encuentres dos céntimos en el suelo. Tu sonrisa dará color a la lluvia.

sábado, 15 de octubre de 2011

Soy el viento

A veces, sueño que soy el viento.
Libre, fugaz, efímero...
Vuelo sin rumbo, pues no lo necesito. Yo soy el rumbo.
Subo y bajo montañas en cuestión de segundos, y puedo dar la vuelta al mundo en apenas unas horas.
Viajo a lugares donde siempre quise ir. Alcanzo alturas insospechadas, y me deslizo a sitios a los que de ninguna otra forma sería capaz de acceder.
Si me dejo llevar, me convierto en una respiración acompasada, en una bocanada, en un suspiro.
Soy veloz, muy veloz. Puedo correr junto a una manada de caballos o junto a un coche, y puedo volar más rápido que un avión.
Si me aburro, jugueteo con los cabellos de una muchacha, alborotándolos graciosamente.
No hay nada que pueda detenerme cuando me enfado. Formo tormentas eléctricas, hago que llueva, creo tornados,...si me alío con el mar, juntos desatamos grandes tempestades.
Pero soy también esa brisa fresca que te acaricia por las mañanas al despertar, la fuerza que permite navegar a un barquito de vela y eleva la cometa de un niño.
A veces, sueño que soy el viento.
Libre, fugaz, efímero...

martes, 11 de octubre de 2011

Aquarius Libre



"Cuando naces, todos a tu alrededor sonríen orgullosos y tú lloras. Ve y vive tu vida de forma que cuando tú mueras seas tú el que sonría y todos a tu alrededor lloren"

viernes, 7 de octubre de 2011

Weekend

Sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweet, sweeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeet.....


Weekend

miércoles, 5 de octubre de 2011

Espinas

La vida no es un camino de rosas.
Bueno, tal vez sí.
De rosas con espinas. Con puntiagudas y afiladas espinas que se esconden tras una aparente belleza de un color rojo intenso.
Nos trata mal, nos tira al suelo y no hace amago de ayudarnos para ponernos de nuevo en pie. Parece que lo único que quiere es eso, tirarnos, derribarnos una y otra vez, hacernos perder la esperanza de que llegaremos sanos y salvos a nuestro destino.
“¿Y cuál es ese destino?”, te preguntarás.
La respuesta es fácil: “Ni puñetera idea.”
“Entonces, ¿cómo sabremos que hemos llegado?”, insistirás.
La respuesta es obvia de nuevo: “No lo sabremos.”
¿Deprimente? ¡Por supuesto!
Porque, vamos a ver, analicémoslo con sangre fría: todo lo que hay que sufrir...¿para qué?
Oh, hay teorías sobre eso, claro, sobre ese famoso “¿para qué?”. Algunos creen en un Ser Superior que nos protege desde algún lugar, están los que sostienen la teoría de la misteriosa reencarnación, otros dicen que nos espera una realidad adimensional...
Pero al fin y al cabo, no podemos saltarnos vivir, y no tenemos total certeza de que lo que nos espera no sea simplemente “nada.”
Sí, como decía, absolutamente deprimente.
Pero entonces, tras desvariar un rato sobre todo lo malo que tenemos que sufrir, escucho en la radio una canción que me encanta, y se me escapa una sonrisa.
Cojo un libro y me absorbe tanto que se me escapa una sonrisa.
Sueño que estoy volando por encima de las nubes, y, en sueños, se me escapa una sonrisa.
Siento la brisa fresca y se me escapa una sonrisa.
Y entonces pienso: “Tal vez la vida nos entrega más de lo que queremos ver, sólo que está tan escondido como las espinas del rosal”

jueves, 29 de septiembre de 2011

Amnesia

Encerré mis recuerdos en el tercer cajón de mi armario para que no escaparan.
La oscuridad más absoluta se cernió sobre mí en el momento en el que cerré con llave y me la guardé en uno de los rincones de mi corazón.
Ahora voy a la deriva sin saber quién soy.
Sólo hay en el mundo una persona capaz de abrir de nuevo mi mente a mis recuerdos, una persona capaz de encontrar la llave escondida en mi corazón, y abrir con ella ese cajón. Pero primero he de encontrar a esa persona.
Hasta entonces, iré a la deriva, flotando entre el todo y la nada, sin saber quien soy.
¿Por qué lo hice? ¿Por qué encerré toda mi vida en un cajón? La respuesta a esa pregunta está dentro de ese cajón, pero espero averiguarlo algún día.
Hasta entonces, iré a la deriva, sin saber quien soy.
Y siento que el lugar de mi corazón que es ahora ocupado por la llave, volverá algún día a estar lleno de pompas de jabón, de gafas de sol, de sueños por cumplir, de fantasías, de palabras y de sonrisas.
Hasta entonces, iré a la deriva, entre espesas aguas hechas de mentiras, sin saber quien soy.
Pues… ¿Acaso no todas las vidas son mentira? ¿Acaso no nos engañamos a nosotros mismos fingiendo ser lo que no somos? Cuando alguien encuentre la llave de mi corazón, mi vida dejará de ser una mentira.
Hasta entonces, iré a la deriva, sin saber quien soy.
Porque he de recordar. Recordar es para aquellos que han olvidado. Y yo lo he olvidado todo, y algún día he de recordar, he de recordar por qué he olvidado.
Hasta entonces, iré a la deriva, sin saber quien soy…


lunes, 26 de septiembre de 2011

Poema

La vida me pidió que combatiera
y organicé mi corazón luchando
y levantando la esperanza.
Hermano del hombre soy,
de todos,
deber y amor se llaman mis dos manos.

Pablo Neruda

domingo, 25 de septiembre de 2011

¿Me preguntas por qué?

- No lo entiendo...¿por qué vas a hacerlo? ¿Por qué arriesgarte pudiendo estar a salvo? Dime, ¿por qué?
+ ¿Que por qué?, ¿Y tú me lo preguntas? Porque sí, porque me da la gana, porque lo digo yo, porque me gusta, porque sé que puedo hacerlo, porque es lo que quiero, porque me lo voy a pasar bien, porque voy a superarme, porque la vida es un reto, porque no sé dónde estaré mañana, porque no tengo miedo al rechazo, porque me gusta saltar al vacío, porque un no acepto un no por respuesta, porque hay que arriesgarse... simplemente porque sí, porque quiero. ¿Te vale?

domingo, 18 de septiembre de 2011

Vaguería

- ¿Qué haces hoy?
+ Nada.
- Pero si ayer hiciste lo mismo.
+ Ya, pero es que no he terminado.
Échale un vistazo a Desmotivaciones

miércoles, 14 de septiembre de 2011

El Ángel Caído

Mmm... ¿hay alguien en Madrid a quien no le guste El Retiro? Mejor dicho, ¿existe alguien en Madrid que no ame El Retiro?
Los árboles, el lago, la gente paseando, el césped...y claro, ese punto clave en Madrid denominado Glorieta del Ángel Caído.
Simplemente me encanta. A lo mejor un poco tétrica, pues es la única representación del demonio en escultura que existe en el mundo entero...¡¡en el mundo entero!!
No sé, tal vez sea mi imaginación, pero esa figura tiene algo especial...quizá ese gesto de auténtico terror en el rostro, o las imponentes alas que crecen de su espalda, o esa retorcida postura que hace pensar que algo le atemoriza y le corroe...
Como digo, tiene algo especial.
Me encantan los atardeceres allí. Además, a eso de las seis de la tarde siempre hay gente patinando alrededor. Hacen mil y una piruetas, y es realmente espectacular.
En definitiva... no hay nada mejor que pasar una tarde bajo la sombra del Ángel Caído :)

3375828675_14c9625b53_z_large

Nuevos comienzos

Nueva clase. Algunos conocidos, otros nuevos. Gente con la que nunca has hablado y gente de hola y adiós.
Nuevo curso.
Nuevas asignaturas.
Nuevos profesores.
Nuevas sensaciones.
Los nuevos comienzos son duros, pero no estamos solos en esto... ¡lo haremos juntos!

martes, 13 de septiembre de 2011

Fin de la libertad condicional

Bueno, quedan apenas 12 horas para que mi libertad se acabe y de nuevo la rutina, los horarios, las prisas y esa maldita acción denominada "estudiar" me encadenen otra vez...
Sí, el instituto.
Libros, letras, palabras, números, amigos, horas frente a la mesa, aburrimiento, euforia, encaprichamientos, risas, llantos, recuerdos, el olor de las clases, tiza, pupitres, ventanas que conducen a la libertad, trabajos, exámenes, recreos deseados, viernes, y lunes, claro, música, canciones, salidas, chicos, maquillaje, ropa (¡¡no sé qué ponermeeee!!), planchas del pelo, hormonas, muchas muchas hormonas...
En definitiva, el instituto.
Y empieza mañana :(

Gossip Girl

Tumblr_lppmnmdivq1qbk4jro1_500_large

"Ponte guapa, saca los tacones, mídelos
 y asegúrate de que superen los diez centímetros.
Haz que tus pasos suenen a pesar
del volumen de la música."

domingo, 11 de septiembre de 2011

Salas de espera

Hoy voy a contar algo curioso y en parte divertido...voy a hablaros de las salas de espera, esas agobiantes habitaciones sin ventanas en las que puedes pasar horas y horas deseando que se abra la puerta del fondo y alguien pronuncie tu nombre para poder escapar.
Es algo curioso lo que ocurre en las salas de espera.
Sin ir más lejos, hace unas semanas estaba yo en la consulta del médico, esperando, claro, rodeada por una cantidad importante de seres de variopintas e interesantes cualidades.
Me encontraba en un rincón apartado, tratando de no aburrirme demasiado, pero como en las salas de espera el único entretenimiento que hay son las revistas del corazón, pues estaba más aburrida que un perejil. Así que me puse a observar a la gente.
Como ya he dicho, los especímenes en cuestión eran bastante variados.
Para comenzar, teníamos a una señora que rondaría los 50, con dos hijos (si es que eran sus hijos) de unos 10 u 11 años. Los dos niños se peleaban por jugar con el móvil de su madre mientras ésta charlaba tranquila y alegremente con una mujer latina que supuse sería la niñera de los niños. Por esta conversación me enteré de todo el verano de la mujer y de todo lo que habían hecho sus hijos durante las vacaciones.
En frente de mí había otra madre, más joven, con un niño de tal vez 7 años. Pero menudos siete años. No se estuvo quieto en todo el rato que estuvo allí, mientras que la madre, impasible, miraba atentamente su móvil como si fuera lo más interesante del mundo. Estos entraron en la consulta más o menos rápido.
En el rato que estaban dentro, llegó otra pareja. Las palabras del hombre a los cinco minutos de haberse sentado fueron estas: "No sé para qué coño pedimos hora. A la gente no le importa una mierda tu vida. Es un puto asco. Para qué pedir hora si luego nunca entras cuando toca, joder. Es una puta mierda."
Yo, que estaba con mis padres, les miraba y no sabíamos donde meternos.
Entre tanto, la mujer de los niños les había quitado el móvil y les había sentado a cada uno en un lado de la sala.
Luego estaba aquella señora de la esquina que no paraba de murmurar (no sé qué exactamente), y que me daba un poco de miedo. Iba vestida de un modo estrafalario...
En ese momento... "riiiiing-riiiiiing-riiiiiiiiiiiiiiiiiiiing". La mujer de los niños, claro.
Los carteles de silencio y de no móviles fueron violados en el momento en el que el sujeto descolgó el teléfono...
"¡¡HOLA!! ¿QUÉ TAL? SÍ, AQUÍ EN EL MÉDICO. MUY BIEN, YA ESTÁ EN CASA. AYER NOS DIMOS UN SUSTO...SÍ, PORQUE PARECÍA QUE ESTABA MEJOR, PERO DE REPENTE NO PODÍA RESPIRAR, NI HABLAR, DEJÓ DE COMER...SÍ, COMO TE DECÍA, QUE EMPEZÓ A EMPEORAR DE REPENTE, Y CLARO, NOS ASUSTAMOS. PERO RESULTÓ QUE LA CÁNULA QUE TENÍA LE APRETABA MUCHO Y CLARO, ESO ES MUY MOLESTO. PERO YA ESTÁ BIEN, NO ESTÁ INGRESADO NI NADA, Y ESTA MAÑANA HA SALIDO A DAR UN PASEO Y BIEN... OYE, LUEGO...SÍ, SÍ, AL CINE...¿CUAL? PROYECCIONES, VALE. ¿QUÉ PELÍCULA? LA DE LOS PINGÜINOS, DE ACUERDO. SÍ, LUEGO NOS VEMOS. ADIÓS, ADIÓS."
¡¡Casi llega la policía porque superaba el número permitido de decibelios!! Pero eso no es todo, pues a los cinco minutos, volvieron a llamarla, y a los cinco siguientes otra vez... total, que escuché la historia de la maldita cánula tres veces.
A todo esto, el hombre de en frente "me cago en la puta, yo me voy de aquí, menuda mierda, puto asco, joder", la estrafalaria del rincón murmurando, los niños discutiendo y yo con un dolor de cabeza increíble debido a mis pupilas dilatadas...
Porque, sí, tenía consulta con el oculista, no con el psiquiatra.

Todo el mundo

- Eso no está bien.
+ Pero todo el mundo lo hace...
- Tienes razón.
  Cinco millones de moscas no pueden estar equivocadas. 
  Come mierda.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Chicos & Chicas, la gran diferencia

¡Es cierto! Luchamos por la igualdad de hombres y mujeres, algo que hoy en día casi hemos conseguido, por lo menos en los países más occidentales y desarrollados, pero hay algo que aún nos diferencia, algo que es verdad y que no podemos negar. He aquí la gran diferencia:

Una chica tiene cuatro formas de actuar y una forma de ser:
  1. Cómo actuamos cuando estamos en el colegio.
  2. Cómo actuamos cuando estamos con nuestros amigos.
  3. Cómo actuamos cuando estamos con la familia.
  4. Cómo actuamos cuando estamos con él.
  5. Cómo somos cuando estamos solas.
Lo sabemos, somos seres complejos, pero esta es una teoría tan antigua como el tiempo, no la podemos rebatir, está en nuestra naturaleza ser así.

Ahora, expondré en una sola línea el el comportamiento del sexo opuesto:

Los chicos tienen una sola forma de ser:
  1. Cómo son cuando están en el colegio, con sus amigos, con la familia, con nosotras o solos.
Y aquí tenéis, queridos lectores la razón por la cual ellos no nos entienden.

(Chicos, no os ofendáis.)

lunes, 5 de septiembre de 2011

Sueña :D


Sueña que saltas,
Sueña que vuelas,
Sueña que subes
Con la marea.

Sueña con aire,
Sueña con agua,
Sueña con fuego,
Que arda tu alma.

Sueña que eres
Chispa de vida,
Vida en un sueño,
Sueño que alivia.

Y al despertarte,
Mira hacia el cielo,
Busca tu estrella,
Vive tu sueño.


M.

PS: Va por ti, ya sabes quien <3

domingo, 4 de septiembre de 2011

Nada

Hay veces que no sientes nada.
Tu corazón, tu alma, desaparecen sin más. No encuentras esa chispa que da color a la vida. Todo es grisáceo.
No es una sensación agradable. Más bien es como...pasar de todo. Tú vas completamente a tu aire.
Te entran ganas de llorar por todo, aunque en realidad no exista una razón para ello. Aunque, ¿se necesita una razón para llorar? No, simplemente sientes como se te nubla la vista momentáneamente, y tus ojos se humedecen de un modo peligroso e incluso alarmante. Luego un escalofrío inquietante como el producido por esa sensación de haberte comido un caramelo muy ácido te recorre de arriba abajo, y sientes en la nariz un cosquilleo, como si quisieras estornudar pero no pudieras.
Pero luego, demasiado pronto, se pasa.
Bostezas y te secas los humedecidos ojos, justo antes de que se desborden y provoquen algo indeseado.
Entonces suspiras hondo y profundo, cierras lo ojos, y tras contar diez largos segundos, vuelves a abrirlos.
Y te quedas mirando a la nada, con un gesto totalmente inexpresivo, olvidándote de todo. Sólo estás allí, haciendo que piensas o que estás recordando, pero la realidad es que tu mente está totalmente en blanco, como si no hubiera nada que olvidar o que recordar.
Al cabo de un rato, vuelves de nuevo al mundo y sacudes ligeramente la cabeza para hacer llegar los recuerdos y pensamientos de nuevo al interior de tu mente.
Y es entonces cuando te preguntas: “¿Qué ha pasado?”
Pero no existe respuesta a tan atrevida pregunta. No es que no puedas encontrarla o que no la sepas, sino que simplemente no existe. Ese par de minutos en los que has estado fuera de tu cuerpo son para ti como una laguna en tus recuerdos. No puedes recordar lo que pensabas antes de encerrarte en tu mente y dejarla totalmente en blanco. No que no lo puedas recordar. Simplemente no existe.
Luego, vuelves a sentir.

viernes, 2 de septiembre de 2011

You


September


Al revés



- ¿Soy yo, o el mundo está patas arriba?
+ Mmm, tal vez sea tu imaginación...
- No, no, las nubes son reales.
+¿Y qué hay de todas esas amapolas? No pueden ser de verdad.
- Lo sé... demasiado rojas. Pero...
+ ¿Pero qué?
- Mira al cielo. Las nubes son reales. Estoy segura.
+ No hay nada seguro aquí.
- Sí, todo es confuso. ¿Será un sueño?
+ ¿Sueño? Más bien pesadilla.
- ¿Pesadilla? Mira esas amapolas... las pesadillas no son tan hermosas.
+ ¿Por qué te empeñas en ver tan solo las amapolas? Fíjate en aquellas nubes de tormenta.
- No. Me gusta más mirar hacia arriba... Mirar para abajo me marea.

Muy, muy, muy cabreada

Pufff... otra vez esa sensación...
Ganas de gritar, de pegar a alguien, de arrasar con todo lo que encuentras a tu paso, de pegar un mordisco a algo, y sí, ganas de llorar, claro.
Todo ello sin razón alguna. Simplemente, y cito a Audrey Hepburn en " Desayuno con diamantes", tienes un día rojo.
Bueno, tal vez no es todo un día. Quizá sean tan solo unas horas, unos minutos o incluso unos segundos.
No sé, pero os aseguro que esas ganas de gritar y de pegarle un par de buenas patadas al mundo están ahí, aunque he de decir que, a veces, desaparecen tan rápido como llegaron.
Malditas hormonas.

miércoles, 31 de agosto de 2011

De vuelta a la rutina...

Aquí estamos otra vez, cansados de esa rutina que ni siquiera ha comenzado.

Verano, dulce verano, te echaremos de menos :(


lunes, 22 de agosto de 2011

El mar


El mar es... ¿cómo describir el mar? Simplemente, no se puede.
Cuando lo ves ante ti, imponente, respetable, se te antoja majestuoso.
Es aparentemente inaccesible, pero aún así, hay quien trata de domarlo, hay quien trata de hacerse dueño y señor de esa inmensa masa de agua salada.
Es entonces cuando el mar, indomable, se revela. Cuando el mar se enfada no hay quien sea capaz de detenerlo. Se alía con los dioses, y juntos desatan temibles tempestades. Mar, tierra y aire, unidos, más fuertes que nunca. Con sus indiscutibles arrebatos de poder, arrasan con todo cuanto interfiere en su camino, dejando a su paso poco más que “nada”.
Esa es la razón por la cual yo prefiero observar el mar desde otra perspectiva, respetando lo que es respetable, no tratando de domar lo que es indomable.
Prefiero sentarme en la arena, en la orilla, a sus pies, y hablar con él. Escucho el sonido de las olas al romper bajo la luz anaranjada del atardecer.
Y entonces, si él me da permiso, sólo entonces, me acerco y me mojo los pies con cuidado. Incluso si está de buen humor, me permite meterme hasta las rodillas. Nunca más. Nunca. No me lo merezco.
Amo y odio al mar.
Lo amo porque forma parte de mí. Lo odio porque no me deja formar parte de él.
Yo fui una vez un humilde marinero, pero cometí un grave error. El error más grande de mi desgraciada vida: intenté domar al mar, y se reveló contra mí.
Me venció.
Desde entonces, una parte de mi alma descansa en las profundidades del océano.
Yo intenté desafiar al mar, ser más fuerte que él. Y eso, es imposible.
Se me impuso un castigo injusto. No para mí, sino para mi mujer, la que pagó con su vida mi error, a la que el mar se llevó para saldar mi deuda, a la que el mar se llevó para siempre.
Para mí, ella es ahora el mar.
Y cuando yo también por fin muera y pueda acompañarla, me meceré con ella eternamente al ritmo de las olas.
Esta es la historia que cada tarde la cuento desde la orilla, y es lo que le convence para que me deje tocarla.
Tras contarle a ella, al mar, mi historia, su historia, hay veces que puedo oír cómo me contesta... “Te esperaré”.

lunes, 11 de julio de 2011

Invictus

Desde la noche que me envuelve,
negra como un pozo insondable,
agradezco al dios que fuere
por mi alma inconquistable.

En las garras de las circunstancias
no he gemido ni llorado.
Ante las puñaladas del azar,
si bien he sangrado, jamás me he postrado.

Más allá de este lugar de ira y llantos
acecha la oscuridad con su horror.
No obstante, la amenaza de los años
me halla y me hallará sin temor.

No importa cuán estrecho sea el camino,
ni cuantos castigos lleve a la espalda.
Soy el amo de mi destino;
soy el capitán de mi alma.


William Ernest Henley

domingo, 10 de julio de 2011

Love, love, love, love,...


I wanna feel those arms, your arms, like towers over me, around me.
I wanna feel those lips, your lips, kissing me everywhere.
I wanna feel that body, your body, near mine.
I want you to make me feel over the moon.
I want you to love me. I wanna love you, cos I LOVE U.

viernes, 8 de julio de 2011

Luna de plata

Luna, escúchame.

Sé que puedes verlo todo, oírlo todo. Eres la diva de la noche, el momento en que las criatura mágicas salen de sus escondites, cuando los besos se dan silenciosos, ocultos bajo tu luz de plata. 
Sé que puedes guardar un secreto, pues el Sol te abandonó y no puedes hablar con nadie. Pero cuéntame el tuyo.
Cuéntame cómo, aún estando sola, eres capaz de resplandecer como si no te importara.
Dime cómo lo haces.
Qué es lo que hay en tu luz que embruja a los mortales, que le hace perder la cabeza por ti, que les lleva a la locura.
Cuéntame el cuento de tu vida, de tus amores y desventuras.
Cuéntame la historia que todo el mundo quiere oír, esa que nadie entiende porque nadie es capaz de comprender tu soledad.
Dime, Luna, cuéntamelo. También se guardar un secreto, porque el Sol me abandonó. Me dejó sola en medio de un mar de recuerdos, confusiones, sentimientos y sueños rotos.
Dímelo, desahógate, sé guardar un secreto, he sentido la traición en mi sangre, he probado el sabor agrio de la derrota, y la amargura de la soledad.

Luna, escúchame.

Rain

Life is not about waiting for the storm to pass, life is about learning to dance in the water...



jueves, 7 de julio de 2011

Puntos


Cómo conseguir puntos:
10 puntos por hacer amigos.
10 puntos por sonreír a la vida.
10 puntos por decir te quiero.
10 puntos por volver a levantarte.
10 puntos por ser tú mismo.
10 puntos por enamorarte.
10 puntos por dejarte amar.
10 puntos por ver el mundo de colores.
10 puntos por decir "¡Eh!, ¡aquí estoy yo!"

Cómo perder puntos:
10 puntos menos por ver todo de un gris apagado.
10 puntos menos por no querer seguir adelante.
10 puntos menos por no saber lo que quieres.
10 puntos menos por no querer jugar a este juego.
10 puntos menos por salir de fiesta y no llegar con los pies destrozados.
10 puntos menos por no amar, perdonar y olvidar.

Qué comprar con los puntos:
Formas distintas de ver la vida.
Ganas de comerte el mundo.
Un pedacito de cielo.
Un suspiro de alivio.
Una sonrisa sincera.
El color rojo escarlata.
Una nube, el sol, la luna y las estrellas.
Un gran gran gran abrazo de oso.
...una chispa de felicidad...

Volver a nacer

Un día te despiertas, y no sabes quién eres.
La verdad, es que tampoco te importa. Tu mente tan solo presta atención a una pregunta: ¿Qué voy a hacer con mi vida?
La respuesta no está a tu alcance a estas horas de la mañana, al comienzo del día.
Después de dar unas cuantas vueltas en la cama, al fin tomas la iniciativa y te pones en pie.
Pero las horas van pasando lentas y plomizas, y cada segundo en el reloj es como un pinchazo. Es leve e indoloro al principio, pero poco a poco se va haciendo molesto, mientras te recuerda a cada segundo que te queda un segundo menos.
La rabia y la impotencia te consumen por dentro, pero sabes que no debes pagarlo con los demás, porque ellos no tienen la culpa de que el tiempo pase tan rápido. Tú sonríes, como un héroe, mientras tu corazón llora.
La gota que colma el vaso cae cuando alguien que cree tener poder sobre ti, sobre tu espíritu libre, te dice cómo debes ser.
Entonces estallas y gritas: “¡Yo soy así!”. Y entonces, tu verdadero yo sale a la luz, ese yo interior que cada día tratas de reprimir por unas razones u otras. Y te dan ganas de gritarle al mundo: “¡He vuelto a nacer! ¡Ahora yo, soy yo, y no lo que vosotros queréis que sea!”
Esa noche te acuestas satisfecho, por haber podido encontrarte a ti mismo. Pero, cuando despiertas a la mañana siguiente, lo has olvidado, y no recuerdas nada de ti.
Y todo vuelve a comenzar.

lunes, 4 de julio de 2011

El momento, tu momento

Este es tu momento.
Salta: es ahora cuando tienes que saltar.
Regálame un beso: mis labios no te esperarán por siempre.
Grita: tu voz jamás saldrá con tanta fuerza.
Canta debajo de la ducha: el agua sólo te escuchará hoy.
Duérmete bajo el sol: tu piel está pidiendo a gritos un baño de calor.
Observa la vida tras un cristal rojo escarlata: los colores poco a poco se destiñen.
Besa muchos sapos: encontrarás tras uno de ellos un príncipe azul.
Sueña: tal vez tus ojos no quieran volver a cerrarse.
Vuela: esas alas tejidas con hilos de plata algún día quedarán oxidadas.

Este es tu ahora, este es tu momento, el momento, nuestro momento...
Nunca volverás a vivir este segundo, ni este, ni este, ni este...

Amigos y amigos

AMIGOS FALSOS: nunca piden comida.
AMIGOS DE VERDAD:
son la razón por la cual no tienes comida.

AMIGOS FALSOS:
le dicen a tus padres Sr. /Sra.
AMIGOS DE VERDAD
: le dicen a tus padres Papa/Mama.

AMIGOS FALSOS
: nunca te han visto llorar.
AMIGOS DE VERDAD
: lloran contigo.

AMIGOS FALSOS:
te piden prestado las cosas y te las devuelven después de unos días.
AMIGOS DE VERDAD:
se quedan con tus cosas por tanto tiempo que se olvidan que son tuyas.

AMIGOS FALSOS:
saben pocas cosas de ti.
AMIGOS DE VERDAD:
podrían escribir unos libros con las frases que siempre usas.

AMIGOS FALSOS
: te dejarían botado si la multitud los separa.
AMIGOS DE VERDAD:
dejaría todo por encontrarte.

AMIGOS FALSOS:
tocan la puerta de la casa.
AMIGOS DE VERDAD
: entran solos y abren la nevera.

AMIGOS FALSOS:
están ahí por un rato.
AMIGOS DE VERDAD
: están ahí por toda la vida.

AMIGOS FALSOS
: hablan mal de la persona que habla mal de ti.
AMIGOS DE VERDAD:
le sacarían la mierrr... a quien hable mal de ti.

AMIGO FALSO
: se entera de que estás mal cuando te ve llorar.
AMIGO VERDADERO:
se dan cuenta de que te ocurre algo antes que tú mismo. 

Si por casualidad te matan hoy, perdón por no estar en tu funeral. Estoy en la cárcel por haber matado al que lo hizo.

viernes, 1 de julio de 2011

Yo te esperaré


Yo te esperaré,
nos sentaremos juntos frente al mar,
y de tu mano podré caminar...
y aunque se pase toda mi vida yo te esperaré.
Sé que en tus ojos todavía hay amor,
y tu mirada dice volveré...
y aunque se pase toda mi vida yo te esperaré...

Si tú te vas no queda nada,
sigo cantando con la luz apagada,
porque la tierra me quitó tu mirada,
y aunque se pase toda mi vida yo te esperaré...

Cali y el Dandee

viernes, 24 de junio de 2011

Libertad

Una vez, me hicieron una pregunta que cambió mi vida:
- ¿Qué es lo más importante para ti?
En ese momento, um millón de respuestas llegaron a mi cabeza, un montón de cosas que son las que deberías contestar, porque es lo que la sociedad acepta. Cosas como la familia, los amigos, los estudios, la paz en el mundo... Lo que la gente espera que contestes está entre esas cosas.
En cambio, cuando mis labios se movieron fue para contestar:
- La libertad.
La libertad no es un hecho o un estado. No es algo palpable que puedas coger con las manos. No es algo que puedas tocar o cambiar de forma. La libertad es un sentimiento, una emoción, se siente, se vive, se respira.
La libertad se respira.
¿Crees que eres libre?, ¿lo sientes?, ¿lo vives?
Respira y lo sabrás.

martes, 21 de junio de 2011

Graffiti

Llega. Llega con fuerza, con mucha fuerza. Dulce, cálido, intenso... Es una locura, es nuestra locura.


Discurso Graduación

¡Hoy dejo aquí el discurso que vamos a leer en nuestra Graduación!

"Hoy, un día cualquiera para muchos, es un día especial para 82 alumnos que,  tras 16 años de nuestra vida que se han esfumado sin darnos cuenta, conseguimos alcanzar una meta importante para nosotros. Hoy un día 22 de Junio del 2011, el único de nuestra vida, por fin podemos decir que nos graduamos.
Es la primera pero no la última vez que lo diremos. Sabemos que nos queda mucho camino por delante en el que habrá tramos más llanos y otros con baches. Ocurrirán cosas que nos gusten más y otras que nos gusten menos, pero no por eso tenemos que poner un punto y final y mirar hacia otro lado...
Es mejor que disfrutemos de cada segundo como si fuera el último y que vayamos poniendo comas y puntos y seguido.
Estos 16 años nos han hecho crecer intelectualmente a la vez que madurar como personas.

He cometido muchos errores, he llorado por quién no debía y he reído con falsas amistades, he tropezado dos veces con la misma piedra y cuando pensaba que ya no lo haría más, me empujaron y caí estampada con la tercera, he perdonado mucho, demasiado, he callado " te quieros " que, por miedo o por inseguridad se quedaron en el aire, a veces los digo camuflados en besos, y he regalado " te quieros " simplemente por cumplir, ha habido veces que me he despertado con ganas de comerme el mundo y otras que parece que el mundo me comía a mi, he gritado con fuerza pero mi voz nunca salía, he callado verdades por no hacer daño, he salido de fiesta sin ganas, y he vuelto con los tacones rotos de tanto bailar, he pasado por fases, he sido una niñata inmadura e insensible y he madurado a base de palos, he creído en lo imposible hasta que se destrozaron mis metas, he abrazado a la persona que pensé que nunca me haría daño y me he dado cuenta de que esa persona no se merecía ni el roce de mi piel, he cantado en la ducha hasta que mi garganta no podía más, ha habido días que me sentía preciosa y otros que no quería ni mirarme al espejo, he disfrutado de pequeños detalles, y he aprendido poco a poco en qué consiste la vida, el secreto de la vida está en no arrepentirse de nada y afrontar todo con una sonrisa, el secreto de la vida está en vivirla.

A partir de ahora cometeremos muchos errores, nos caeremos y nuestros cuerpos quedarán marcados por el golpe, sangraremos y nos dolerá. Miraremos atrás por un instante y nos daremos cuenta de que fue una tontería, que tropezamos con la evidencia y que caímos torpemente.
Luego la mayoría de las veces nos levantaremos lo más rápido que podamos y haremos como si nada hubiera pasado, nos curaremos la herida y nos dolerá pero acabara cicatrizando y cerrándose.
Por suerte la marca de una herida nunca desaparece del todo. Hay quién piensa que es algo malo, que solo nos recuerda una y otra vez lo que hicimos mal. Pero eso es exactamente lo que hace.
Cuando nos plantemos delante del espejo y veamos las cicatrices que la vida nos ha ido dejando, recordaremos todos los errores que cometimos en el pasado, y eso nos ayudará a no volver a cometerlos.
Por desgracia es una forma dura de aprender, incluso cruel, pero es el método más efectivo para ser lo que somos, para transformarnos en lo que realmente queremos ser.

Cuando somos pequeños soñamos con ser mayores y hacer "las cosas de mayores" pero el crecimiento y nuestras ideas y pensamientos son inversamente proporcionales. Ahora pensamos en el presente incluso, todavía, en qué pasará en un par de años... pero nos centramos más en el momento. Cuando pase un tiempo pensaremos en el pasado y querremos regresar al día de hoy, al día en el que pensábamos en lo que nos sucedía a cada instante.
¿Por qué no vivir sin preocupaciones? Simplemente aprovechando todas las oportunidades aunque nos equivoquemos, sin perder el tiempo... pero a nosotros nos resulta más fácil complicarnos y pensar demasiado. Somos así no nos quejemos... Pero entonces vamos a mirarnos al espejo y a decirnos lo afortunados que somos por lo que tenemos, vamos a decirnos “¡Haz esto ahora que lo tienes en tus narices!” Vamos a vivir pase lo que pase... porque para apoyarnos tenemos AMIGOS... y a los que damos ese nombre se lo han ganado a pulso, no se le llama así a cualquier persona.
Por eso vamos a poner un punto y final cuando de verdad no nos quede nada más que hacer en este mundo, mientras, quedémonos sin respiración al leer nuestra frase de la vida sin puntos ni comas."

viernes, 17 de junio de 2011

I think I've felt in love with the ice creams boy...


Yo sólo quería un helado...
Realmente, nunca se quiere sólo un helado... los helados están hechos para algo: para reír, para olvidar, para quitar el hambre,... 
La verdad es que esta vez, sólo quería un helado, un helado y punto. Como cuando simplemente te apetece un helado, sin más...
Me acerqué al Ben & Jerry's y... voilà! Love at first sight!
Fue una de wow, y luego otra de mmm... y por último una de aaaii... 
Sólo una cosa más...No, no me enamoré del helado.

Acelera (3MSC)